SEMBRANDO CONOCIMIENTOS, COSECHANDO EXPERIENCIAS

Publicado en por PRO-HUERTA CHACO

La huerta como espacio lúdico y terapéutico, permite que muchos chicos aprendan a interrelacionarse con otros, a cuidar una planta, a compartir.

100_0195.JPG

Este es uno de los objetivos principales que persigue la Rosa Azul, el Centro Educativo Terapéutico (CET) y de Estimulación Temprana de la localidad de Charata, que desde este año articula trabajos con el Programa Pro-Huerta Chaco convenio INTA/MDS de la Nación.    

 

100_0147.JPGA través de las capacitaciones sobre la huerta, orientadores, técnicos y niños comparten e intercambian saberes que les permite aprender diferentes técnicas para sembrar y trabajar la tierra. Así como también “aprender a disfrutar del aire libre, cuidar el medio ambiente, cuidar las plantas y disfrutar de los frutos, todo esto tiene un lado terapéutico y es lo que nosotros valoramos”, sostuvo Liliana Leiva, Coordinadora general del CET.

 

Los talleres de la huerta a la mesa comenzaron a mediados del mes de junio y están a cargo del técnico extensionista de la EEA INTA Las Breñas, Omar Zlatanoff agente del programa Pro-Huerta, con la colaboración de los orientadores del CET, Profesores en Educación Especial, Walter Chávez y Galván Marina. Participan también Mariana Pereyra, maestra de apoyo, Roxana Paz, Aux. en enfermería y Clarisa Pestoni, Aux. estimuladora.

 

La institución

 

100_0121.JPGEl CET La Rosa Azul, atiende a 64 niños y jóvenes de 0 a 25 años con quienes desarrollan diferentes actividades educativas y de carácter terapéutico; entre ellos el trabajo de huerta y cocina. El mismo surgió a raíz de un proyecto llamado La salud es un Derecho a partir del cual se trabajan otras áreas, ya sea cocina, reciclaje, trabajo de jardinería y educación vial, explicó Leiva y agregó que “al principio comenzamos a trabajar en forma espontánea, aprovechamos el espacio que tenemos en el patio de la institución y gracias a los orientadores y al clima benévolo, pudimos compartir junto a los niños el milagro de las primeras semillas”.

 

 

Este año se sumó al trabajo, el programa Pro-Huerta del INTA y del MDS de la nación con quienes se llevan adelante los talleres de la huerta, se realizaron talleres didácticos como el armado de espantapájaros y se proyectan a futuro, otros proyectos en conjunto que beneficien a los niños y a todos los que forman parte de la institución. 

Etiquetado en Noticias