Proyecto Raíces y Retoños.

Publicado en por Pro-Huerta Chaco

Pro-Huerta y PAMI: una integración entre experiencia y saber

 

6.JPGSe puso en marcha el convenio acordado en julio del 2010 entre la Coordinación del Programa Pro-Bienestar (PAMI) y la Coordinación del Programa Pro-Huerta Chaco, INTA/MDS de la Nación. Dicho convenio busca fortalecer la participación de los adultos mayores en actividades ligadas al  cuidado de la tierra mediante la trasmisión de saberes a niños y adolescentes.

En este sentido, desde el 1 de abril de este año, por medio de la T.S. Silvana Damilano del PAMI y el Agr. Rubén González del Pro-Huerta comenzaron a trabajar en la localidad de Las Breñas junto a docentes y alumnos de 6º y 7º grado de las EGB Nº 77 y EGB Nº 1052 y abuelos voluntarios, favoreciendo el trabajo interinstitucional y aportando al intercambio intergeneracional que posibilita dicho convenio.

 

De los beneficiarios de PAMI que fueron convocados, se ofrecieron como participantes voluntarios los abuelos Germán Bergman, De Rovere Hugo, Rac Marta Valencia y Torrecetti Lucia. Por otra parte, también colabora en dicho Proyecto, la Ing. Agr. Gabriela Faggi de INTA Las Breñas.

 

La metodología de trabajo consiste en un taller cada15 días en las instituciones educativas, con la finalidad de establecer una comunicación organizada rescatando historias, costumbres  y saberes de las prácticas de los abuelos en las huertas. Fomentando además, la cultura del trabajo y una buena alimentación para todos los niños.

 

Talleres

Durante el primer Encuentro se desarrolló un taller de presentación entre los abuelos, alumnos, docentes y técnicos de PRO-HUERTA INTA/MDS y PAMI. La dinámica de presentación fue seleccionada por los abuelos y consistió en un juego donde todos los participantes, con los ojos vendados, debían interpretar un animal. De esta manera, al oír el sonido que representaba cada uno, debían agruparse con aquellos compañeros que representaban los mismos sonidos, quedando formado varios grupos que representaban anímales.

 

La dinámica del juego pretendía crear3.JPG un espacio de armonía e intercambio comunicacional entre los participantes, a partir del cual se trabajaron los objetivos principales del Programa Raíces y Retoños, poniendo énfasis en la auto-producción de las huertas como base de una alimentación sana.

 

El segundo encuentro consistió en un taller sobre relatos de experiencias a cerca de cómo era la huerta de los abuelos. Cada participante de PAMI comenzaba relatando sus recuerdos de cuando eran niños, la manera en que hacían la huerta y las diferencias con las nuevas metodologías que se aplican en la actualidad al trabajo de producción .

 

En base a estos relatos, los alumnos debían investigar con sus propios abuelos acerca del proceso de producción de la huerta. Como resultado del intercambio de experiencias se registró un cúmulo de vivencias de las costumbres de esos años, mientras que los alumnos manifestaron entusiasmo y participaron con sus investigaciones.

 

Para los próximos encuentros se planificaron talleres de alimentación y nutrición; producción y realización de huertas como espacio de intercambio de saberes; y visita a la huerta demostrativa de la Estación Experimental del INTA Las Breñas.

 

Propuesta PAMI

 

DSC02055.JPGLa propuesta por parte del Programa Pro Bienestar (PAMI) consiste en incrementar la participación e interés de la población a partir de actividades de intercambio entre el adulto mayor y los niños, quienes deberán poner en juego sus habilidades y fortalezas.

 

De este modo se busca favorecer la generación de capacidades mutuas, fortaleciendo la construcción de un mayor capital social, teniendo en cuenta las características locales.

 

El programa cuenta con distintos objetivos tales como, crear conciencia acerca de la importancia de mejorar la producción de las huertas y granjas para obtener alimentos saludables que permitan alcanzar una mejor nutrición. Además de incentivar la producción local de alimentos mediante una capacitación practica que desarrolle las habilidades y recursos existentes, proveyendo insumos para que familias y grupos de la comunidad generen sus propios alimentos frescos.

 

El programa se desarrolla por medio de dos ejes; la promoción del contacto con la tierra, tanto en actividades frutihortícolas como del cuidado y la preservación de la naturaleza; y la interrelación de los mayores con los chicos en edad escolar, mediante la trasmisión de sus saberes y experiencias de vida. A su vez, entorno a esos ejes se desarrollan distintas actividades sobre la soberanía alimentaria, la auto-producción de alimentos, el derecho de la tierra, la seguridad alimentaria entre otros.

Etiquetado en Noticias

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: