Elaboración de mermeladas de tunas como alternativas agro-ecológicas para pequeños productores del sudoeste Chaqueño.

Publicado en por Pro-Huerta Chaco

Un grupo de pequeños productores de las localidades de Corzuela y Las Breñas, se han capacitado en la elaboración de mermeladas y arropes agro-ecológicos de tunas, cuya importancia radica en los múltiples objetivos sociales, económicos- productivos y ecológicos; que produce esta práctica. Ya que no solo se capacita y enseña un oficio, sino que también, tiende a la articulación de instituciones, produce rentabilidades para las familias rurales y se brinda a la sociedad un producto al 100% natural sin ningún tipo de agroquímicos. 

Dichas prácticas se desarrollan en el marco del proyecto compuesto por Minifundistas EEA-INTA Las Breñas, Pro-Huerta INTA/MDS de la Nación y PTR CHACOFOR 10 Fruti-hortícola. Contando también, con el asesoramiento y capacitación de la Ing.  Agr. Judith Ochoa y su equipo técnico de la Universidad de Santiago del Estero UNSE, Facultad de Agronomía y agroindustrias, que brindaron sus conocimientos.

El cultivo agro-ecológico de tuna y la elaboración de mermeladas, se presenta como una alternativa productiva tendiente al desarrollo local; con la finalidad de brindar a las regiones semiáridas, con climas subtropicales una alternativa de desarrollo, con un aporte a la seguridad y soberanía alimentaria.

Existen varios cultivares de tunas, la italiana naranja, italiana roja, santiagueña, cordobesa y sanjuanina. En las zonas de Las Breñas y Corzuela, se cultivan entre otras las tunas italiana naranja y roja, que tienen la particularidad de ser altamente productiva y bajo dulzor para el consumo en fresco, por ello con los excedentes se elaboran mermeladas y arropes.

La elaboración de estas confituras, son producidos por grupos minifundistas de Corzuela, organizados y capacitados en cursos con el asesoramiento del INTA, en convenio con la Asociación Cooperadora de esta institución y con la supervisión del local de elaboración ( en el INTA) de la dirección de Bromatología de la Municipalidad de Las Breñas.

El grupo de pequeños productores de Corzuela, esta compuesto por Luisa y Silvia Herrera, Verónica Goacharevich, Argentina Ruiz, Victoriano González, Patricia Cabral, Romelia Santillán, Nilda Tula, Zulema Almaraz, Miriam Álamo, Maria Correa, Marcela Chávez, Mirta Torres, Karina Caro y Gregoria Aragón, Los mismos, han participado de las capacitaciones y producciones de dichas mermeladas. Mientras que, el grupo compuesto por Eugenio Barrionuevo, Walter Brandan, Gustavo Roldán, Francisco Navarros y Olga Ramírez, participaron de la cosecha. Teniendo en cuenta que estas, se realizaron semanalmente; alcanzando un promedio de 350 Kg. por cosecha. La misma, fue destinada a la elaboración de mermeladas. En total la cosecha represento 2100 Kg. y la producción de mermeladas en 1000 Kg. Envasadas, cumpliendo con las buenas practicas de manufacturación.  

Estas actividades se realizaron en los meses enero y febrero de este año 2009. El destino de las mermeladas es para venta, el 30 % de la producción se distribuye entre el grupo, y el resto de la ganancia es para invertir en mejoras de las instalaciones del local de elaboración.

La señora Luisa Herrera, dijo que: “cuando empecé con el Pro-Huerta, hicimos un curso donde una señora del INTA Tres Isletas Sara Gómez, nos dio la capacitación. En esa oportunidad participamos diez personas más o menos. Nos enseñaron como se procesa la tuna y la importancia de este fruto como propio de la zona. Lo mejor de todo el proyecto es que se ha podido vender. Cuando trabajamos con la cooperadora del INTA, nos daban el 30 % de la producción, pero ahí nosotros no poníamos nada, solo la mano de obra. Cuando se trata de mis producciones particulares, yo preparo frasquitos a seis pesos. Lo que me deja un lindo margen”.

Cada experiencia, relatada por los pequeños productores, participantes de este micro-emprendimiento refleja las múltiples alternativas que resurgen ante la situación que se vive a nivel país. Y más aún, cuando el sector de los pequeños productores, es el más afectado por la problemática productiva.

Páez Maria Graciela, otra de los coparticipes de esta elaboración artesanal de mermeladas de tunas, contaba que al inicio, ellos no conocían la importancia de la tuna como fruto típico de la localidad. “Nosotros nos asombramos porque pensamos que la tuna no era saludable para las personas ni para los animales. Pero en el curso de capacitación, que nos brindaron en el INTA, a través de la Ing. Agr. Gabriela Faggi, nos explicaron los múltiples usos que posee la tuna”. Dijo la señora Páez.

También explicó, que la mayoría de las personas, desconocen las virtudes de la tuna por verla como una simple planta silvestre lleno de espinos. Sin embargo posee cualidades curativas como el aloe. Y agrego que: “hay dulces, mermeladas, arropes, y otros alimentos que se pueden elaborar con la tuna. Luego de las capacitaciones, hemos fabricado diversos alimentos con este fruto y lo vendimos todo. Por eso yo digo, uno a veces, se encierra tanto en la pobreza y no es así porque aquí nos damos cuenta como podemos utilizar nuestros frutos locales y convertirlos en ganancias para nosotros. Esto es algo rentable, porque ni agua necesitamos para cultivarla. Es un micro-emprendimiento muy favorable para nuestro sector”. 

El INTA Las Breñas, cuenta con un modulo de multiplicación del cultivo, destinado a todo productor o institución que desee emprender esta actividad. Lo que demuestra una alternativa de producción que tienen a favorecer el ingreso económico de los sectores más pequeños. Además de elaborar un producto sin conservantes artificiales, lo que ofrece una excelente calidad de dulces.

 

 



 

Etiquetado en Noticias

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: